15 de enero de 2013

Consejos para viajar a Patagonia

Argentina nos guste o no es un destino turístico gracias a sus maravillas naturales. Ha sido y es un país con desequilibrios económicos y ha apostado por  sacar tajada de sus Parques Nacionales, que en ocasiones uno no sabe sí los ha creado para protegerlos o para cobrarlos.
Esperaba encontrarme un país barato, en el que su moneda sé devaluó muchísimo, pero me he encontrado precios similares o superiores a los españoles. Quizá no sea caro, pero mucho más caro que hace unos años, y esa es la referencia que traíamos. Sí piensas en informarte para viajar a este país busca guías actualizadas, la Lonely Planet Argentina y Uruguay de 2010 nos ha fallado, está muy desactualizada en cuanto a precios (bien es cierto que ellos lo avisan).
Si Argentina es cara y muy turística aún lo es más la Patagonia. Y no digamos sí elegimos para visitarla la temporada alta: mediados de diciembre a mediados de febrero. Recomendaría pues viajar fuera de estas fechas. Con el riesgo de que haga peor tiempo, sí vas antes de temporada alta Península de Valdés no te la puedes saltar, ya que podrás disfrutar de la ballena franca y avistar orcas, que en temporada alta no hay. Si te permites perder ese espectáculo y te gusta más el monte, marzo es tu mes. Aún los días tienen suficiente luz, no hará tanto frío y el otoño cubrirá de miles de colores las faldas de las montañas o los fondos de los valles. En la Patagonia predominan las especies de Nothofagus, como un haya pequeña con los mismos colores que en nuestras latitudes, y acá las hay a miles. Debe ser hermoso, creo que no habrá pasado día que no lo haya pensado y dicho.
Por otro lado dicen que en la zona de Chalten la primavera cuenta con más estabilidad meteorológica que en verano, así que posiblemente tengas más oportunidades de ver las cimas de sus carismaticos picos, y te encontrarás con menos gente en el camino.
Sí apuras mucho para ver un otoño perfecto quizá te puedas encontrar con las primeras nieves de la temporada. Entonces Ushuaia ha de ser tu destino, ya que cuenta con infraestructura y condiciones idoneas de terreno.
El inconveniente de estar fuera de temporada es que quizá te encuentres con peor tiempo, pero el verano no te asegura días despejados tampoco. Hay que reservar días para esos imprevistos.
Si quieres ver muchos sitios te vas a tener que condicionar a usar aviones y compatibilizarlos lleva tiempo. Si estas dispuesto a conducir la zona de Calafate, Chalten está muy bien comunicada con carretera recién asfaltada. Más al norte te encontrarás con carreteras de ripio donde conducir es más tedioso, pero te darán acceso a Parques Nacionales con menos presión turística (Perito Moreno por ejemplo, no confundir con el glaciar).
Si el presupuesto es muy ajustado y te quieres centrar en la Patagonia, subir hasta Iguazú te llevara bastante dinero y tiempo en aviones. Si tienes pensado volver y recorrer la zona norte de Argentina lo dejaría para esa ocasión. Si no vas a volver no te puedes perder descubrir las cataratas, pero con el lado argentino puede ser suficiente ya que el paso de fronteras y pagar dos veces por entrar al parque en mi opinión no merece la pena para las vistas del sendero brasileño. Recomendaría ir dos días al lado argentino (la entrada para el segundo día tiene una rebaja del 50%) y recorrerlo a tu aire pues lo que ofrece un guía turístico no es más de lo que puedes obtener con algo de información previa. Sólo tienes que organizarte el desplazamiento hasta el parque, a unos km del pueblo.

En cuanto a alojamientos, hay una oferta suficientemente amplia como para poder ajustar el presupuesto cumpliendo nuestras exigencias.
En Ushuaia buscar algo barato te puede salir caro en desplazamientos ya que la ciudad es grande y recorrerla a pie no es muy agradable. Lo que ahorres te lo gastas en taxis.
En Calafate los hoteles más alejados tienen servicios de transporte hasta el centro por lo que no hay tanta limitación como en Ushuaia.
En Chalten hay hosterias muy agradables, también hay mucha oferta para un pueblo pequeño como es, pero yo recomendaría mochila y tienda de campaña en alguno de los campamentos avanzados. Será una bonita experiencia donde seguro se respira montañismo y buen rollo por todas partes, y te dará mejor acceso a más rutas.
Como he dicho, si tienes tiempo.y ánimo buscaría por mi cuenta y no acudiria a ninguna agencia de viajes, donde al final te van a colar algo que no esperas o que no quieres. La borágine del negocio turístico te puede absorber fácilmente y acabar pagando por absolutamente todo. En mi opinión no es necesario, pero supone un esfuerzo salirse de ahí.
Las actividades imprescindibles son: navegar por el Canal de Beagle, visitar las pasarelas del glaciar Perito Moreno y caminar por encima suyo. Visitar el resto de glaciares intentaria mirar sí alguno te deja desembarcar y patear cerca del Upsala o Spegazzini. Si no, esta navegación la considero también necesaria, aunque en un catamaran pequeño (misma recomendación para el Beagle, si puede ser el velero). El resto de actividades serían patear y recorrer los parques a nuestro aire, teniendo en cuenta claro, que salvo en Chalten, te harán pagar por ello precios más caros cuanto más al norte estés.
En cuanto a comida, se come bastante bien en Argentina y si buscas buenos precios y ofertas del día comes variado por un modico precio. Las parrillas más elegantes no siempre son las mejores, pero las que tienen gente son las que mejor género manejan y en mejor condición tienen el fuego (listo para tu carnaza). A veces una completa parrilla no es mejor que un trozo noble de carne, selecciona. La influencia italiana a hecho que las pizzas sean buenas y un recurso económico para compartir, quizá mejor que los platos de pasta donde la salsa sé suele pagar a parte. Los restaurantes de tenedor libre (buffet) suelen defraudar. Los supermercados son escasos, pero nunca te faltaran empanadas para tus viandas, alfajores que aporten esas kcal gastadas en patear y helados que te endulcen la tarde. Si encontrais puestos de choripanes no paseis de largo, riquísimos y baratos, así como los bocadillos de lomito.

Si yo volviera a hacer este viaje por primera vez escogeria otoño, bajar hasta Ushuaia y recorrer en coche al menos la zona de Torres del Paine, Parque Nacional de los Glaciares y algún parque más arriba. Me echaría el saco de dormir y una buena tienda de campaña. Algún albergue quizá caería pero camping en Torres del Paine y Chaltén-Poincenot seguro. Me temo que saldría bastante más barato y sería más feliz. Me alimentaria a base de empanadas choripanes alfajores pizzas y de vez en cuando carnaza buena. Con ganas y con gente que te apoye sería estupendo, aún somos jóvenes y no podemos estar haciendo con 30 años viajes de jubilados.

Espero que si alguno cae por aquí mis recomendaciones les sirvan, ya me contareis, y si hay dudas ,a preguntar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario